Si empiezas a comer Patas de Pollo 5 cosas te puedes suceder sin esperarlo

0 1.556

Las patas de pollo son una poderosa fuente de proteínas, están llenas de beneficios para tu salud que pueden desde fortalecer tu cuerpo, hasta rejuvenecer tu piel. ¡No te vayas! Porque hoy te enseñaré 5 sorprendentes beneficios que tienen las patas de pollo.

Al final del video te explicaré cómo prepararlas un caldo para aprovechar sus beneficios en tu salud. Número 1. Ayudan a fortalecer tu cuerpo. El colágeno es una sustancia que ayuda a mantener tu cuerpo sano y fuerte, pero con el paso de los años su producción en tu organismo disminuye y es necesario consumirla por medio de alimentos o medicinas.

Las patas de pollo contienen cantidades altas de colágeno que te ayudarán a fortalecer tus huesos, músculos, tendones y ligamentos, protegiéndote de dolores en las articulaciones y músculos, de las lesiones e incluso de la osteoporosis.

Número 2. Aceleran el metabolismo. Gracias a sus nutrientes, las patas de gallina estimulan tu metabolismo. Un metabolismo acelerado permite que tu cuerpo pueda quemar más calorías y ayudarte disminuir el sobrepeso. Además, controla tus niveles de presión arterial y aumenta la producción de glóbulos rojos, evitando la aparición de enfermedades cardiovasculares como los infartos o la arritmia.

Número 3. Ayudan a tu sistema digestivo Un beneficio por el cual se caracterizan las patas de pollo, es porque funcionan para cuidar el intestino y mejorar tu digestión. Algunas preparaciones como el caldo con patas de pollo, generan una especie de “gelatina” que ayuda a atraer y retener los jugos digestivos que tu intestino necesita para trabajar adecuadamente, por lo tanto, puede proporcionarte una buena digestión.

Número 4. Fortalecen tu sistema inmunológico Las patas de pollo son una gran fuente de cisteína, la cual te ayuda a adelgazar el moco de los pulmones, haciéndolo menos pegajoso y más fácil de expulsar. Consumirlas te ayudará a evitar enfermedades en las vías respiratorias, como la gripe o los resfriados y a fortalecer tu sistema respiratorio.

Número 5. Rejuvenecen la piel. Si consumes patas de pollo podrás lucir más joven por mucho más tiempo. Las patas de pollo, al ser ricas en colágeno también pueden ayudarte a mantener una piel hidratada, firme y a reducir la aparición de arrugas, esto además influye en el proceso del envejecimiento, incluso el provocado por las quemaduras solares. El colágeno que otorgan las patas de gallina también puede ayudarte a cicatrizar heridas mucho más rápido y a eliminar marcas o manchas en la piel.

Seguramente te estarás preguntando ¿Cómo consumo las patas de pollo para aprovechar sus propiedades? Puedes preparar las patas de pollo de la manera en la que tú prefieras, ya sean rostizadas, a la parrilla, asadas y de muchas otras formas, pero lo más recomendable es consumirlas en caldos o en sopas. A continuación, te explicaré la receta para preparar un caldo de patas de pollo: Necesitarás 8 patas de pollo limpias y sin uñas; 3 tazas de agua; 1 cebolla pequeña; 1 diente de ajo; 2 ramitas de cilantro y sal al gusto. Primero corta los vegetales en rodajas o tiras finas. Calienta el agua en una olla y cuando esté hirviendo añade las patas de pollo junto a todos los ingredientes. Deja hervir por 40 minutos y ya estaría listo un caldo fácil y rápido de preparar para una sola persona. Consumir al menos 3 veces al mes para obtener sus beneficios. No existen contraindicaciones para el consumo de pollo o específicamente las patas de pollo de forma continua, por lo que puedes comerlas a diario si lo deseas. Pero es recomendable variar la ingesta de alimentos para mantener una dieta más rica y balanceada. No olvides consultar con tu médico de confianza antes de seguir estas recomendaciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy