Cómo hacer la Salsa Pesto- receta original

0 2.555

Ingredientes:
100 gramos de albahaca fresca sin tallos gruesos
8 dientes de ajo
1 taza de aceite de oliva
50gr de piñones,
50gr de nueces
1 taza de queso parmesano (si usas también pecorino, sustituye la mitad por este)
Una cucharadita de sal

Preparación:
Limpia bien las hojas de albahaca. Ponlas en una licuadora o un procesador de alimentos junto con los dientes de ajo, los piñones (almendras/nueces) y una cucharadita de sal. Comienza a moler hasta que se haga una pasta.
Seguidamente incorpora poco a poco el aceite de oliva hasta que obtengas una mezcla uniforme. Lo ideal es que no quede muy líquido pero tampoco muy sólido .
Agrega el queso parmesano y revuelve. Prueba la sal, si necesita, ponle un toque. De igual modo, si consideras necesario que quede un poco más líquida, puedes agregarle un poquito de agua.
Tapa bien y reserva.
Si usas tu salsa pesto para hacer pasta, con un par de cucharadas por persona y algo de queso extra en el plato, tienes una increíble comida.
Si no sabes cómo hacer salsa pesto tienes que aprender, ¡es muy fácil!. Además esta salsa es deliciosa, increíble y alucinante, es una de las grandes maravillas que nos brinda la cocina italiana.
Su origen se ubica en la región de Ligura, cuya capital es Génova. Tiene algunas variantes en otros lugares de Italia. Por ejemplo, en Sicilia le ponen tomates secos y la llaman “Pesto rosso”. En otras regiones, e incluso en otros países, las variaciones son más marcadas, llegando incluso a tener leche.
Mejor hablemos de la tradicional, famosa y deliciosa salsa pesto genovesa, verde, aromática e inigualable.
La salsa pesto no se cocina, se prepara en crudo, lo que la hace un alimento especialmente fresco y natural, que a su vez hay que conservar bien para que no pierda sus exquisitas propiedades culinarias.

Usos de la salsa pesto
Todos sabemos que la salsa pesto es increíble en un plato de macarrones, espaguetis, e incluso en un pasticho. Y no sólo como salsa única, puedes por ejemplo mezclarla con salsa boloñesa ó con salsa de tomate napolitana. El resultado es magnífico, la mezcla de sabores funciona excelente.
Sin embargo, también la puedes usar en otras comidas. Algunos ejemplos:
Puedes hacer una ensalada con tomates y lechugas y aderezarla con pesto.
Como salsa untable para panes, galletas y frituras varias.
También como salsa para sandwichs de carne o pollo.
Puedes preparar una pechuga de pollo a plancha y bañarla en una rica salsa pesto.
Quesos. Pica quesos varios, le pones palillos de madera a cada uno y al lado un recipiente con esta salsa. Los mojas ahí y te los comes.
Una pizza con Pesto queda increible!
Para decorar platos gourmet. ¿Sabes esas fotos bonitas de un steak al grill o un pescado en el centro de un gran plato blanco, con una ensalada acompañándola y con unas líneas o puntos color verde decorando? Bueno, casi siempre es salsa pesto

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy