Costillas De Cerdo con Tamarindo Picante Con Cebolletas Y Cacahuetes

0 303

Esta receta equilibra la riqueza con una dulzura agria y presenta un enfoque de dos partes para cocinar la carne que produce un sabor complejo. Las costillas de cerdo se marinan, se cubren y se hornean hasta que estén tiernas. Luego se cepillan con un glaseado hecho con una combinación vigorizante de tamarindo, jengibre, nuez moscada y chile scotch bonnet. Puede terminar las costillas en un horno caliente o en la parrilla; el glaseado se carameliza muy bien de cualquier manera. Son deliciosos como aperitivo o como plato principal con prácticamente cualquier acompañamiento, como esta fresca ensalada de pepino .

INGREDIENTES

  • 2 costillas de cerdo o costillas de cerdo (alrededor de 2 1/2 libras cada una)
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cayena molida
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada de sal kosher, y más al gusto
  • ½ taza de concentrado o puré de tamarindo comprado en la tienda
  • 1 chile scotch bonnet, sin tallo y picado, o 2 cucharadas de sambal oelek u otra pasta de chile
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharada de ralladura de lima (de aproximadamente 2 limas)
  • ½ taza de cebolletas en rodajas finas
  • ¼ taza de maní, triturado (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Calentar el horno a 300 grados. Extienda las costillas sobre una tabla de cortar y séquelas con toallas de papel.
  2. En un tazón pequeño, combine 1/2 taza de azúcar morena con el ajo en polvo, la pimienta de cayena, la pimienta y 1 cucharada de sal. Frote ambos lados de cada rejilla con la mezcla de azúcar morena. Envuelva cada rejilla en una doble capa de papel de aluminio y engarce a lo largo de los bordes para sellar. Coloque en una bandeja para hornear y cocine hasta que la carne esté tierna pero no se desprenda del hueso, aproximadamente de 2 a 2 1/2 horas. Deje enfriar antes de desenvolverlo, teniendo cuidado con el vapor que sube. Retire las costillas de los paquetes de papel de aluminio y corte cada parrilla en porciones de 4 a 6 costillas.
  3. Mientras se hornean las costillas, agregue la 1/2 taza de azúcar morena restante con el concentrado de tamarindo, el chile o la pasta de chile, la miel, el jengibre y la nuez moscada en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo. Revuelva para combinar, lleve a fuego lento y cocine hasta que la salsa se reduzca ligeramente y espese, aproximadamente 8 minutos. Retirar del fuego, agregar la ralladura de lima, sazonar al gusto con sal y dejar enfriar por completo.
  4. Termine las costillas en la parrilla (o continúe con el Paso 5 para terminar las costillas en el horno): Caliente una parrilla de gas o carbón a fuego medio. Cepille las costillas de ambos lados con una fina capa de glaseado. Coloque las costillas en la parrilla, volteándolas con frecuencia, hasta que el glaseado esté pegajoso y carbonizado en algunas partes, de 5 a 7 minutos.
  5. Termine las costillas en el horno: Cubra una bandeja para hornear con papel de aluminio y coloque las costillas, con la carne hacia arriba. Cepille la parte superior con glaseado y ase hasta que el glaseado esté listo y caramelizado en algunos puntos, de 3 a 5 minutos.
  6. Cepille nuevamente con el glaseado y transfiera las costillas a una tabla. Cortar en costillas individuales. Transfiera las costillas a una fuente y cubra con cebolletas y maní triturado.

Consejo

  • El glaseado se puede preparar y refrigerar hasta con una semana de anticipación. Las costillas se pueden cocinar hasta con 3 días de anticipación. Deje que se enfríe completamente, envuélvalo bien en papel de aluminio o plástico y guárdelo refrigerado.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy